Translate this blog

lunes, 3 de junio de 2013

Mi humilde Armada

Hoy os voy a presentar el buque insignia (y único componente en realidad) de mi Armada de pesca. Es un kayak autovaciable monoplaza que adquirí recientemente. La idea es usarlo para acercarme a los "puntos calientes" sin necesidad de caminar tanto por las orillas, demasiado escarpadas y abruptas en muchas ocasiones. Además desde el agua la aproximación a los peces puede ser más sigilosa que en las orillas repletas de gravas que se desprenden en el peor momento.


Ayer no era su estreno, pero sí era la primera vez que encaraba una jornada de pesca a bordo de mi particular "Pequod". Para ello me dirigí al embalse donde vive Moby Dick, principalmente por su pequeño tamaño y porque los colorines de los koi seguro que ayudaban a la localización de los peces desde una postura tan baja.

Pero mi pequeña "Armada Invencible", al igual que la histórica, no estaba pensada para luchar contra los fenómenos atmosféricos. Rachas de viento de hasta unos 50 Km/h complicaban tanto la maniobrabilidad como el lanzamiento, convirtiendo la jornada en toda una odisea, sobretodo durante el trayecto de vuelta al coche, de cara al viento. Si a la dificultad para lanzar unimos que los pocos peces que vi estaban entre vegetación sumergida (juncos, tamarices y pequeños álamos) y los consiguientes enganchones, comprenderéis que la tarea de clavar un pez parecía poco menos que imposible. Eso sí, como imaginaba, el acercamiento que permite es alucinante ¡casi los podía tocar con la punta de la caña!

Os pongo un vídeo para que os hagáis una idea de lo que suponen vientos de 50 Km/h. Toda una odisea en la que ganar cada metro de agua costaba innumerables salpicaduras al cortar las olas y un esfuerzo hercúleo. Pero al fin y al cabo es una aventura entretenida que compensó la carencia de pesca.

video

Un saludo y ¡buena pesca!

18 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Yeah, we are quite used to high-speed wind here in Aragon (NE Spain) Even we call it "cierzo"

      Eliminar
  2. Que buenas mañanas pasaba hace años en el T. con mi pequeña zodiak, pescaba en recodos vírgenes donde entraban buenos barbos que hasta remolcaban la barquita. No fallaban las orillas sombrías donde las ramas de los árboles tocaban el agua. Los sustos de las picadas eran tremendos. Lo vas a pasar muy muy bien con tu "armada", seguro que invencible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Invencible no sé si será, pero difícil de vencer seguro ;-) Espero poder llegar a esos puntos tan complicados y que tantos peces suelen albergar. Un saludo

      Eliminar
  3. Escogiste el día Jorge. Ahora a por un día con tormenta jejeje.
    Estoy seguro que el kayak te facilitará mucho la vida y lo cierto es que te remolque una carpa debe ser toda una experiencia.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es una experiencia que espero poder vivir, tiene que ser alucinante. A ver si no tarda mucho. Lo de la tormenta... es que todavía no ha habido ninguna con rayos, pero espera que haya una que allí estaré XD Un saludo

      Eliminar
  4. Enhorabuena y disfrutar de la "armada", ya estoy viendo una carpaza a bordo de tu "Pequod"...jejeee...
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cuanto la haya, la veréis. Eso no lo dudes. Un saludo

      Eliminar
  5. Yo tambien uso el kayak y es una manera de acceder donde nadie puede hacerlo, yo solo lo uso para pescar basses ya que para carpas y barbos es imposible su localización y pescarlos a pez visto, ¿o tu has conseguido pescarlos desde él?, espero que lo disfrutes, un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo pescar no he pescado, la primera salida de pesca era esta que os relato, y con ese viento... Verse se veían, pero claro, teniendo en cuenta que hablamos de peces naranjas y blancos, no parece tan difícil. Mi temor es que desde una posición tan baja sea incapaz de localizarlos, pero por lo menos me servirá para acercarme más rápidamente a los "puntos calientes".
      Un saludo

      Eliminar
  6. Caramba, ahora nos vas a salir aristocrático. Te voy a comprar una gorra y una pipa para que parezcas Popeye ;-)
    Un abrazo y que lo disfrutes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja aristocrático dice... Déjate de pipas y gorras, que para parecer Popeye me bastarán los brazacos que se me van a poner remando contra el cierzo. Gracias, un saludo

      Eliminar
  7. Buena adquisición Jorge, sin duda pasarás muy buenas jornadas tripulando tu armada por los embalses.
    Aunque también se me ocurre un río, que tal y como baja ahora, está perfecto para darle al rafting.
    ¡Que lo disfrutes compañero!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias compañero! Espero tener grandes pescatas a bordo de mi pequeña armada. Saludos

      Eliminar
  8. Nice! That boat will definitely get you to those hot spots. My canoe takes me to water that I couldn't otherwise access. That wind sucks though when you're in a small boat.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thanks for your comment, Ty. I hope you're right and my kayak will give me an advantage. I'll tell you...

      Eliminar
  9. A esa idea le he dado yo ya varias vueltas pero no se.......que si pato que si con kayak ....a ver que tal te va y nos cuentas Jorge
    un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estuve debatiéndome entre ambas opciones durante bastante tiempo. Al final me decidí por el kayak porque, en mi opinión, me da más movilidad. Quizá el pato sea más práctico porque con él te puedes meter en muchos sitios que están vetados al kayak, y es mucho más manejable. Pero si piensas recorrerte varios kilómetros de embalse, yo creo que la opción es la canoa. No sé, supongo que para gustos los colores. Os iré contando (eso sí, no podremos hacer comparativa con pato...) Un saludo

      Eliminar