Translate this blog

viernes, 28 de junio de 2013

Descendencia

Al día siguiente de ver cómo el mundo se congelaba mientras yo tentaba a las truchas en uno de los incontables ibones del Pirineo, ya de vuelta a casa, tenía planeado un alto en el camino para visitar a los barbos.


El río llevaba unos días bajando con caudales bastante altos (en torno a 70 m³/s) debido al deshielo tardío y abundante que estamos teniendo este año. Pero el asunto se me había puesto algo más favorable ese día, ya que el caudal había bajado a la mitad. Seguía siendo relativamente alto para pescar cómodamente pero por lo menos iba a poder ver a los peces que estuvieran más orillados y en aguas someras.

Y tanto que los vi, en gran cantidad. La pega para mi objetivo de pescarlos era que estaban concentrados en otra cosa. La ventaja para el objetivo a largo plazo, el seguir pescándolos muchos años, es que lo que pasaba es que se encontraban en plena freza. Así que no quedaba otra que relajarse, posicionarse, y observar este maravilloso espectáculo de la naturaleza. Aprovechando lo absortos en su tarea que estaban, logré acercarme a unos 3-4 metros de ellos (estando totalmente erguido) y grabarles en vídeo.

video

Espero que disculpéis la baja calidad del vídeo. Por un lado el equipo no es demasiado bueno (es mi cámara digital "de batalla" para ir al río) y por otro para que se viera algo tenía que poner mis gafas polarizadas por delante del objetivo [Edito el 30/6/2013: acabo de ver el vídeo tal y como está colgado y he podido comprobar que ha perdiddo mucha calidad por el camino, y eso que no andaba sobrado. Lo he colgado en youtube, y está un poco mejor. El enlace, AQUI]. Además lo que se ve no es la freza en sí, sino sólo el cortejo y agrupamiento de algunos ejemplares. El "momento álgido" sólo pude verlo justo en los momentos en los que no me encontraba grabando. Parece que no actúan si no cobran.

La mala noticia es que como resultado de las grandes riadas que se dieron en las cabeceras pirenaicas solamente un día después (en este punto se llegarían a alcanzar más de 600 m³/s) todas esas puestas se malograron. Pero esto tampoco es una catástrofe. Los barbos, que seguro que siguen en el río en su mayoría, tendrán un nuevo periodo de freza el año que viene, y el siguiente, y el siguiente y... Incluso no hay que esperar tanto.

Hace unos años leí el artículo de Oliva-Paterna et al. (2007): Estrategias reproductoras de Barbus graellsi y Chondrostoma miegii (Pisces, Cyprinidae) en el río Cinca (NE Penísula Ibérica) Estos investigadores observaron que, en periodo reproductor (junio), los oocitos de las hembras de barbo se encuentran en tres estadios diferentes de madurez. Esto pone en evidencia que realizan varias puestas espaciadas en el tiempo dentro de un periodo de freza. Y eso, claro está, supone una ventaja en medios tan fluctuantes. Nadie debe extrañarse por estos datos: la selección natural lleva milenios seleccionando a los individuos mejor adaptados a las variaciones de caudal bruscas que se suelen dar en estos ríos coincidiendo con la época de freza. Esto es especialmente esperanzador si además tenemos en cuenta que los barbo no se han visto sometidos a la gestión del "cisternazo" que sí han sufrido las truchas y podemos estar seguros de que prácticamente todos los individuos presentan estas adaptaciones.

Quién sabe. Quizá ahora mismo los alevines salidos de huevos puestos en la última semana, después de las riadas, esten nadando en ese río. Que tengan suerte.

Un saludo y ¡buena pesca!

10 comentarios:

  1. Un entrada genial Jorge!! Hiciste lo que hace un buen pescador de mosca, observar este momento. Pero no andante río abajo para poder engañar alguno? no estando en freza, claro esta. Seguro que alguno estaba por zonas de transito.

    En cuanto al video como dices no es de buena calidad pero se aprecia lo que hay que apreciar. Espero que los peces no hayan sufrido mucho con las riadas, que ya habéis tenido bastante.

    Un saludo compañero!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola compañero. La verdad es que el río bajaba bastante alto y no había buenas zonas para vadear, así que viendo la actitud de los peces... decidí no jugármela.
      La verdad es que parece que la normalidad se recupera después de las riadas, aunque los ríos aun bajan altos para estas fechas, y aun queda nieve por arriba, así que va para largo. Por lo menos agua no faltará.
      ¡Un saludo!

      Eliminar
  2. Bueeeno, buen artículo.
    Seguro que mas adelante empiezas a darles caña.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, si alguno ha caido ya, lo que ocurre es que ya que pasaba por allí quería aprovechar. No es un sitio demasiado cerca de casa, pero tendré que volver a ver que tal se encuentran más adelante ;-)
      Un saludo

      Eliminar
  3. Eso es lo que hay que hacer cundo los barbos están de freza, dejarlos tranquilos.
    Me alegro de tu decisión en este momento tan delicado, de verdad que si.

    Un saludo compañero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, la verdad es que la decisión no es complicada. Por un lado está el dejarles tranquilos para que se centren en lo que tienen que hacer, que es importante. Y por otro está el que no hacen ni P... caso a lo que les ponemos por delante. Con suerte algún día pescaré alguno de los ejemplares que nazcan este año.
      Un saludo

      Eliminar
  4. En el vídeo de Youtube se aprecian bien las siluetas de distintos ejemplares. Como bien dices, la naturaleza es sabia y actúa en consecuencia, ya que tener distintas puestas espaciadas, garantiza que alguna será viable.
    Si no hacen caso en momentos como este, no hay nada que temer, salvo que se cometa alguna burrada.
    Enhorabuena por esas imágenes y espero que este año haya una buena freza.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos que así sea Josiño. Aunque si este año no puede ser, será al siguiente. Un saludo

      Eliminar
  5. Enhorabuena por esta entrada tan didáctica. Los ibones del Pirineo son muchos ibonessssssssssssssss.... Saludos compañero desde una calurosa Extremadura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Que sean leves esos calores. Por aquí también van llegando, se ve que el verano llega tarde pero viene fuerte. Saludos

      Eliminar