Translate this blog

viernes, 8 de junio de 2012

Surf carping

Regreso a los dominios de Sir Arthur. Al llegar me recibe un viento horroroso que creaba un oleaje que hacía parecer que me encontraba en la cornisa cantábrica más que en un embalse en el interior de Aragón. La foto no hace justicia a lo que había. Viento constante, fuerte (y os lo dice alguien acostumbrado al cierzo), con rachas muy fuertes. Una pesadilla. Eso, unido a los intervalos nubosos, ha puesto un poco complicada la tarea de localizar a los peces y la precisión en el lanzado, pero al final ha sido un buen día.

 

Sir Arthur no está solo en sus dominios. Aunque son minoritarios, he podido ver varios ejemplares de barbo merodeando las orillas, y alguno de buen tamaño. ¿Sería él quizá? La casualidad o la mala suerte han querido que siempre que uno de ellos entraba en mi radio de acción la mosca estuviera enganchada en el fondo, o la línea enganchada en alguna piedra de la orilla, estuviera peleando con una carpa, o me encontrase cambiando el bajo, o de mosca. Al final de la tarde he tenido mi oportunidad, con un barbo mediano patrullando la espuma creada por el oleaje a pocos metros de la orilla. Ninfa ligeramente plomada atada en el bajo. Lance alrededor de un metro delante de él, en su trayectoria. La ve, se hunde ligeramente a por ella, abre la boca, la cierra y... ¡carrera!. Pero no era el día de los barbos. Cuando se para, sin que me de tiempo de mantener la tensión correcta en la línea, noto que se suelta. Si pescas con anzuelos sin muerte pueden pasar estas cosas, aunque son mejores para ellos y hay que usarlos. Como le dije a Sir Arthur ¡volveré! Y lo haré con alguna imitación de ninfa de odonato, porque mirad que exhuvia me he encontrado en unas ramitas. ¿Alguna sugerencia?


Con las carpas ha sido otro cantar. He podido acercar a la orilla la nada desdeñable cifra de ¡32 ejemplares! Aunque el tamaño no era grande, el brazo ha sufrido lo suyo. Pero uno que es masoca seguía lanzando y clavando. Comunes y royales me han alegrado el día. Y eso que pintaba complicado debido al viento y las nubes... Todas han entrado a ninfas. Imitaciones de pupa de quironómido, asticot y ninfa de efémera en oreja de liebre fueron las que funcionaron. Me gusta pescar a ninfa los ejemplares que hociquean en la orilla, pero es genial ver a las carpas que patrullan la superficie lanzarse a por una ninfa lanzada algo por delante de su posición, mientras se va hundiendo.



Los ejemplares king size se encontraban por lo general "sesteando" cerca de los cortados y hacían caso omiso a mis imitaciones. Tal vez debería haber probado con algún pequeño estrímer tipo woolly bugger o similar. Otra vez será. Desde luego hay que volver. Porque es un paraíso para la pesca a mosca de las carpas y por la espinita que aún tengo clavada a causa de los barbos.

¡Saludos y buena pesca!

10 comentarios:

  1. Enhorabuena por la jornada... A veces lo dias ventosos, aunque pueda parecer que nos amargaran el día, resultan muy buenos, ya que las carpas hozan en las orillas batidas por el oleaje...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carlos. Lo he podido comprobar en mis carnes, ¡y pensar que estuve a punto de cambiar de destino por la predicción de viento! Seguro que al batir la orilla las olas levantan los insectos de debajo de las piedras y eso es comida gratis, sin esfuerzo. ¡Saludos!

      Eliminar
  2. !!!!32¡¡¡¡ Yo me conformaba con dos jejeje. Ya estoy preparando una salida a ver si puedo engañarlas a mosca. Será un reto pero puede lograrse.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que se puede. ¡Ánimo y suerte!

      Eliminar
  3. Pero bueno Jorge, vaya día... ahora mismo firmaba yo uno así, me alegro, enhorabuena, yo no ando muy pa ya con el viento, ando reñido con el jejejje a ver si este fin de semana puedo disfrutar de una jornada, ya veremos si voy a barbos o carpas , me conformo con que sea la mitad de buena que la tuya,y le echaré más cuenta a las ninfas que las tengo algo olvidadas( ME ENCANTA VERLOS TOMAR LAS IMITACIONES ARRIBA)
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido en que es mucho más bonito y emocionante verlos tomar la mosca en superficie, pero es que si las ves hociqueando en el fondo te ves casi obligado a poner una ninfa. Y claro, si llevas la ninfa atada no te vas a poner a cambiarla por una seca si ves a un pez patrullando arriba. Por lo menos yo lo intento con la ninfa, que muchas veces la cogen mientras se hunde.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  4. La espinita con los barbos nos la vamos a quitar pronto jeje
    Bonita jornada Jorge, un blog muy currado
    Un saludo,

    Nando

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú tranquilo que seguro que al final acaban cayendo. ¡Y gracias por los cumplidos! Saludos

      Eliminar